Tus pies, tu salud

 CUIDADOS BÁSICOS DE LOS PIES

 

   Los pies son elementos fundamentales que sustentan todo nuestro cuerpo; un cuidado correcto puede prevenir afecciones en las articulaciones, tobillos, cadera, columna…. Y puede ayudar a mejorar nuestra calidad de vida.


   Con estos consejos queremos orientar a la población sobre el cuidado de los pies e incidir en la importancia de acudir periódicamente al podólogo.

Higiene correcta de tus pies

   Cuidado e higiene del pie:

 

   Lavado: se debe recorrer bien todo el pie con jabón neutro y agua templada o fría, sin olvidar los espacios entre los dedos. El lavado debe tener una duración aproximada de entre 5-10 minutos. No frotar con cepillos duros o elementos que puedan dañar la piel.

Secado correcto de los pies

 

   Secado: se debe hacer por contacto y con una toalla suave

evitando la fricción, poniendo especial cuidado en que no quede humedad entre los dedos ya que favorece la aparición de hongos ,mohos o bacterias. No echaremos crema entre los dedos ya que propicia la aparición de hongos(micosis).


Corte correcto de las uñas

 

   Corte de uñas: las uñas se deben cortar rectas con tijeras

de punta roma, no demasiado cortas, sin cortar los picos y siguiendo en la medida de lo posible la morfología del dedo. Es aconsejable limarlas.


La importancia de poner calcetines

   Medias y calcetines: Es importante cambiarlos cada dia y

controlar la presión que ejerce para evitar cortes circulatorios; es conveniente que predomine los materiales naturales , como la seda , el algodón, el hilo o la lana. Es preferible que no lleve costuras.


   No manipular las lesiones: si tenemos cualquier lesión debemos acudir al podólogo. No se deben cortar las durezas (hiperqueratosis), ni callos(helomas),ni utilizar callicidas, ya que pueden provocar heridas o quemaduras con graves consecuencias.


   Inspeccionar cada día los pies: sino se llega, se puede ayudar de un espejo.


  Evitar fuentes de calor directas: como estufas, bolsas de agua caliente o mantas eléctricas. Si se tiene frio en los pies, se pueden usar calcetines de lana, patucos o cubrirlos con una manta.

El ejercicio es salud para tu cuerpo

 

   Practica ejercicio regularmente: ya sea dando un paseo o realizando algún deporte. Hacer ejercicio ayudará a mejorar la circulación sanguínea

de los pies.


   Es conveniente efectuar una revisión anual aunque no se tenga ninguna afección puntual, con el fin de tratar posibles patologías indoloras que pueden tener nefastas repercusiones tanto para la marcha como para la estática.