La importancia de los pies en los niños

 

CUIDADOS ESPECÍFICOS EN NIÑOS

 

   Nunca debe obligar a un niño a ponerse de pie. Cuando un niño empieza a caminar, no son precisos los zapatos en casa. Permitir que el niño vaya descalzo o solo lleve calcetines ayuda al pié a crecer normalmente.

   Al caminar fuera o por superficies ásperas, los pies deben protegerse con un calzado ligero y flexible, hecho de materias naturales.

  Es muy importante utilizar zapatos donde el pie coja perfectamente, evitando punteras finas y tacones elevados.

   A partir de los 3 años se considera la mejor edad para corregir la mayoría de las alteraciones funcionales de los pies.

   Acudir al podólogo para que controle el crecimiento periódicamente es un buen consejo.

   En los casos que el niño presente variaciones anómalas, se debe acudir al podólogo con la menor edad posible, porque según crezca los tratamientos son mucho más agresivos.


Tus pies caminarán contigo a lo largo de tu vida, cuídalos