mensaje muy claro: ¡¡ESCUCHAD A VUESTROS PIES!! Es de gran importancia escuchar a nuestros pies cuando se quejan, y más aún, prevenir que estos lleguen a quejarse. Cuando acudís a nosotros con durezas o callosidades, además de tratar estas lesiones, es importante saber por qué se producen y realizar las acciones necesarias para evitar que vuelvan a producirse tanto a corto como a largo plazo. Estas lesiones suelen producirse por un exceso de presión o roce en un punto, que puede venir dado por una mala pisada o por un zapato excesivamente apretado. A veces con eliminar la callosidad es suficiente, pero otras veces es necesario realizar un estudio de la pisada y, mediante una plantilla personalizada, repartir y distribuir las presiones sobre el pie. Es por ello que te animamos a ponerte en las manos de tu podólogo de confianza. ☎️986 102 606 📲617 98 03 51