TRATAMIENTOS

En la clínica podológica Vales Gudín ofrecemos a nuestros pacientes la más amplia gama de tratamientos posibles. La problemática de pies hoy en día es muy diversa, el ritmo de vida o un uso inadecuado del calzado es lo que a menudo genera la necesidad de ofrecer tratamientos de muy diversas tipologías (masajes, quiropodología, patología de las uñas, pie diabético…).

MASAJES

MASAJES

Los masajes son en la actualidad un servicio muy solicitado tanto por jóvenes como por adultos. El objetivo del masaje busca en general el bienestar de nuestro cuerpo, trata de relajar músculos y aliviar tensiones presentes, mejorando de este modo nuestro estado de salud y también de ánimo.

REFLEXOLOGÍA PODAL O REFLEXOTERAPIA

Es un tratamiento terapéutico basado en la presión o masaje de varios puntos en los pies. Esta técnica enseña que las distintas partes de la anatomía humana se reflejan en las plantas de los pies, al efectuar un masaje de las mismas, se trasladan indirectamente estas actuaciones a los órganos, músculos u otras partes corporales que requieran de tratamiento, consiguiendo una mejoría de nuestra salud.

SE APLICA PARA:

– Enfermedades digestivas (estreñimiento, mala digestión, flatulencia…)
– Enfermedades pulmonares (asma…)
– Enfermedades psicológicas y psiquiátricas como el estrés, insomnio o dificultades para conciliar el sueño.
– Enfermedades metabólicas y endocrinas u hormonales como la obesidad, la diabetes.
– Enfermedades alérgicas.
– Enfermedades urinarias que al masajear los dedos de los pies (reflexología podal) estimulará la eliminación de toxinas.
– En el tratamiento de migrañas.
– Activar el sistema inmunológico.

QUIROPODOLOGÍA

«La Quiropodología es la parte de la podología dedicada al tratamiento manual de las afecciones del pie, como los helomas (callosidades), hiperqueratosis (durezas), papilomas o verrugas plantares, onicomicosis y enfermedades de las uñas».

HELOMAS E HIPERQUERATOSIS

Se trata de proliferaciones córneas en la piel provocadas por la presión de superficies rígidas; deformidades del hueso y/o calzado mal adaptado. Siempre que se forme una callosidad o una dureza es debido a una excesiva presión o fricción por parte del hueso y del calzado.

 

HELOMAS PLANTARES: Aparecen en las cabezas metatarsales (en la planta debajo de los dedos), por un exceso de presión por parte de los metatarsianos, generalmente debido a una mala alineación de los mismos, causada por diferentes motivos.

 

HELOMAS DIGITALES: Aparecen en los dedos, en el dorso o en el pulpejo provocados por dedos en garra y clinodactília. En los espacios interdigitales (entre los dedos) estarán provocados por exóstosis o hipertrofias de las falanges.

 

HIPERQUERATOSIS: Se entiende por hiperqueratosis como las durezas que aparecen en las cabezas metatarsales o en los dedos provocado por un exceso de presión por parte del hueso, pero de un grado más leve que en el caso de los helomas puesto que la lesión que se provoca en la piel es más superficial y no profundiza tanto como en las callosidades. En muchas ocasiones las hiperqueratosis suelen evolucionar y formar helomas si no se aplica el tratamiento adecuado. Estas callosidades y durezas suelen ser dolorosas por la presión que provocan en una zona del pie en la que ya hay demasiada presión por parte del hueso. 

 

TRATAMIENTO
El tratamiento quiropodológico consistirá en la eliminación de estas durezas y callosidades, siendo un proceso totalmente indoloro con bisturí, ya que el tejido que se elimina es inerte. El tratamiento quiropodológico no trata la causa del problema (presión del hueso), por lo tanto si este reaparece se realizará un estudio para detectar la causa y aplicar el tratamiento ortopodológico o quirúrgico para solucionar el problema.

PAPILOMA PLANTAR O VERRUGA

El papiloma plantar es una lesión benigna que aparece en la piel causada por un virus; Papovavirus Humano (PVH). El contacto con el virus se produce en lugares húmedos en los que caminamos descalzos como gimnasios, piscinas… Comienza el desarrollo del papiloma con un tamaño reducido, pero irá aumentando su tamaño e incluso pueden generar la aparición de otros papilomas alrededor del papiloma original.

 

DIAGNÓSTICO
El diagnóstico del papiloma plantar se realiza de forma clínica. El paciente puede reconocer la aparición del papiloma plantar cuando detecte una lesión en la planta del pie en cuyo interior hay pequeños puntos negros, es doloroso a la presión y al pellizco y tiene un crecimiento lento pero constante.

 

TRATAMIENTO
El tratamiento del papiloma se puede realizar por diferentes medios, pero el fin es idéntico, eliminar esta lesión. Para ello podemos aplicar tratamientos que eliminen el papiloma en una sola sesión (estirpación quirúrgica) o eliminarlo en varias sesiones aplicando diferentes productos químicos, crioterapia, laser, electrocauterio. La elección del tratamiento se realizará en función de cada caso, del tipo y localización de la verruga plantar y de las características del paciente. Para evitar el contagio es importante no caminar descalzos, no compartir calzado, mantener secos los pies.

PATOLOGÍA DE UÑAS

UÑA INCARNADA

Es una patología de origen traumático, y consiste en una espícula o astilla del borde lateral de la uña que se incrusta en el tejido blando del surco. Puede ser uni o bilateral aunque existen varias causas que concurren al desencadenamiento de esta lesión. El factor principal es la presencia de la espícula, sin ella no hay onicocriptosis.

FACTORES PREDISPONENTES

1. La morfología de la uña, como por ejemplo la uña involuta o abarquillada.

 

2. Un dedo gordo demasiado largo o en valgo (comprimido en su borde lateral por el calzado).

 

3. Estructura inadecuada del calzado, muy corto y demasiado puntiagudo.

 

4. La hiperhidrosis (sudoración excesiva) desvitaliza la piel del surco.

 

5. La exuberancia del rodete periungueal que presiona sobre el borde lateral de la uña.

 

6. Patologías ortopédicas que alteran la dinámica y alineación de los dedos.

 

7. Traumatismos sobre la uña que provocan ruptura de la lámina ungueal, con su consecuente distorsión.

 

8. Infecciones, como por ejemplo la onicomicosis, (infección de la uña por hongos).

 

9. La causa más frecuente, un inadecuado corte de las uñas.

 

Si el surco ungueal es lo suficientemente resistente y el calzado no incide mayormente, puede ser que dicho ángulo salga hasta el borde libre sin consecuencias.
Con el paso de los días el dolor puede agudizarse, llevando al paciente a cortar nuevamente la uña, pero el tejido inflamado le impide ir muy profundamente y por consiguiente hace un corte superficial que deja en el fondo del surco la espícula cuya punta aguda se orienta hacia abajo y delante. La uña se va incrustando en la piel del rodete, hasta producir un foco séptico, debido a la gran cantidad de gérmenes oportunistas que hay sobre la piel, este proceso infeccioso genera un tejido de granulación llamado Granuloma, que se considera un tumor benigno de tipo infeccioso, que progresivamente va creciendo y complicando significativamente el cuadro. Se trata de un tejido esponjoso, muy vascularizado, exudativo y muy doloroso, que en algunos casos puede cubrir incluso la Lámina ungueal.

TRATAMIENTO

El tratamiento depende de la etapa en la que se detecta el problema. Se resuelve con una correcta técnica que elimina la espícula y un posterior control del crecimiento de la uña hasta lograr hacer un corte profiláctico adecuado. Se debe valorar y corregir cualquier patología adjunta, orientando al paciente para su solución (problemas ortopédicos, calzado inadecuado, onicomicosis, o mala técnica de corte).

 

Cuando la patología se encuentra en un estado avanzado en que se observa Granuloma, y un proceso infeccioso severo, deberá proporcionarse tratamiento antibiótico y realizar un procedimiento quirúrgico, bajo anestesia local mínima. El tratamiento quiropodológico extirpará la espícula (fragmento de la lámina ungueal) que se clava, pero no actuará sobre la matriz ungueal. Es por esto que será muy frecuente la reaparición del problema dado que no se ha eliminado la causa, y sólo se alcanza una mejora temporal.

 

Otro tratamiento alternativo para uña incarnada es la Ortonixia que consiste en la aplicación de un pequeño alambre o lámina plástica que corrige la curvatura de la uña y su posición evitando el dolor. Es parecido a una ortodoncia aplicada en odontología.

 

Los casos en los que la recidiva sea frecuente se deberá optar por el tratamiento quirúrgico como solución definitiva. En muchas ocasiones el tratamiento quiropodológico debe ir acompañado de una terapia farmacológica en forma de antibióticos ya que suele generar constantes infecciones en el rodete periungueal. Cabe destacar que el problema solo quedará absolutamente resuelto cuando la uña crezca completamente, y se realice el primer corte profiláctico, que permitirá que la uña no vuelva a presentar este problema.

 

La Onicocriptosis es una afección bastante corriente que ataca por lo general el dedo gordo, aunque puede afectar indistintamente cualquier dedo. Por tanto el control periódico del crecimiento de la uña realizado por un podólogo cualificado es muy importante para evitar recidivas. Tenemos que tener en cuenta que la uña al crecer puede ver entorpecido su paso por tejidos cicatrizales, o pequeñas hiperqueratosis que pueden provocar nueva inflamación, por lo que el tratamiento debe ser mantenido hasta que la uña llegue a su posición perfecta.

ONICOMICOSIS

Infección por hongos de la uña (dermatofitos, cándidas, mohos o levaduras).
En función del hongo que contagia la uña, ésta presentará un aspecto clínico y una sintomatología característica.
Pueden aparecer manchas longitudinales amarillas, blanquecinas…
Cuando sea necesario se tomará una muestra y se mandará al laboratorio para su cultivo.

TRATAMIENTO

El tratamiento irá en función del hongo causante de la infección y del estadío en el que se encuentre la misma. En función de ello aplicaremos un antimicótico de forma tópica o se precisará complementarlo con antimicóticos orales (sistémicos). La aplicación de estos antimicóticos debe complementarse con la extirpación del mayor fragmento de uña afectado, para favorecer el buen resultado del tratamiento.
Disponemos de la nueva tecnología LÁSER para tratamiento de esta patología con muy buenos resultados.

ENFERMEDADES DE LAS UÑAS

Infección por hongos de la uña (dermatofitos, cándidas, mohos o levaduras).
En función del hongo que contagia la uña, ésta presentará un aspecto clínico y una sintomatología característica.
Pueden aparecer manchas longitudinales amarillas, blanquecinas…
Cuando sea necesario se tomará una muestra y se mandará al laboratorio para su cultivo.

TRATAMIENTO

El tratamiento irá en función del hongo causante de la infección y del estadío en el que se encuentre la misma. En función de ello aplicaremos un antimicótico de forma tópica o se precisará complementarlo con antimicóticos orales (sistémicos). La aplicación de estos antimicóticos debe complementarse con la extirpación del mayor fragmento de uña afectado, para favorecer el buen resultado del tratamiento.
Disponemos de la nueva tecnología LÁSER para tratamiento de esta patología con muy buenos resultados.

ONICOGRIFOSIS

Se caracteriza por un aumento del grosor de la lámina ungueal, adquiriendo una coloración opaca.
Hay diferentes causas que pueden provocar este engrosamiento de la uña y su origen es muy variado, desde la predisposición genética a los traumatismos siendo ésta una de la causas más frecuentes,  a los déficits vasculares (falta de riego sanguíneo a este nivel).

TRATAMIENTO

El tratamiento será principalmente quiropodológico, consistiendo en el fresado (limado) de la uña afectada periódicamente, de modo que normalicemos su espesor y no genere molestias.
Se realizará cultivo micológico y según resultados se aplicará tratamiento sistémico o la aplicación del láser. Siendo éste último uno de los tratamientos más novedosos y con buenos resultados y del que disponemos en nuestras instalaciones.

HONGOS (PIE DE ATLETA)

El pie de atleta comienza con la afectación de los espacios interdigitales 3º y 4º, y se caracteriza por presentar picor, grietas, vesículas o escamas, y maceración.
Puede ir asociado a hiperhidrosis (sudoración excesiva) ya que cambiará el Ph de la piel y favorecerá la colonización por parte de los hongos.

 

DIAGNÓSTICO
El diagnóstico se realizará por medio de la exploración clínica y si se precisa se tomará una muestra del tejido afectado y se mandará al laboratorio para realizar un cultivo y confirmar el diagnóstico.
Los hongos que afectan más frecuentemente al pie son los Dermatofitos, Tricofitos y Cándidas.

TRATAMIENTO

Una vez diagnosticado se aplicará el tratamiento más óptimo a cada caso puede ser de tipo oral, tópico o combinados.
Se debe evitar la hiperhidrosis (aplicando para ello el tratamiento oportuno), calzado que permita transpirar y evitar calzado deportivo.

PUNCIÓN SECA

Se trata de una técnica semi-invasiva que consiste en la introducción de una aguja de acupuntura en puntos gatillo para tratar diferentes dolencias. Las agujas penetran en la piel presionando y contrayendo el punto de gatillo para desactivarlo y así disminuir el dolor que éstos producen.
Con frecuencia las zonas más dolorosas y también las más intensas coinciden con zonas de dolores referidos causadas por puntos gatillos miofasciales del cuadrado plantar y aductor del dedo grueso del pie. Será relevante en este tipo de patología el tratamiento del sóleo, gemelo interno y tibial posterior.

PIE DIABÉTICO

«El pie diabético es, por definición, un pie de riesgo. Esto es debido a que la diabetes provoca alteraciones en el sistema vascular y los nervios periféricos. Esto provoca que el pie diabético sea más susceptible de sufrir infecciones.»

Cualquier herida cicatrizará lentamente debido a la mala vascularización, y no hará daño, debido a la afectación de los nervios, pudiendo provocar úlceras y amputaciones. En nuestra Clínica contamos con un equipo ampliamente preparado en el tratamiento del pie diabético, y recomendamos visitar al menos 1-2 veces al año, aunque no haya ningún problema aparente. Al igual que la diabetes, hay otras enfermedades que afectan la vascularización del pie. Estas son: arteriosclerosis, aterosclerosis, insuficiencia venosa, insuficiencia arterial, aguda o crónica, síndrome compartimental, etc. Estos pies reciben también la calificación de pie de riesgo, ya que cualquier heloma o herida son susceptibles de complicaciones.

INFILTRACIONES

Las infiltraciones constituyen una gran herramienta terapéutica. Se trata de la introducción de medicación con jeringa y aguja cuyo objetivo es tratar los procesos inflamatorios, disminuyendo de esta manera el dolor en un corto período de tiempo. 
Las patologías podológicas susceptibles de ser infiltradas pueden ser de tipo intra articular aunque también estarían las aplicadas en tejidos blandos como son la fascitis plantar, el neuroma de Morton, la tendinitis Aquilea, metatarsalgias, tendinitis, etc.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies